8.6.15

No dejes de escribir. Si estás triste escribí, si estás contento también. Hacé listas, escribí mensajes de texto. Con una lapicera dibujate palabras en los brazos. Hacé notas en páginas de libros y escribí tus iniciales en las paredes del ascensor con una llave. Tallá un árbol con tu nombre. En Starbucks deciles que te llamás relativo, o víspera. Que se te pase la vida escribiendo, que la muerte te encuentre escribiendo de días felices y de los otros. Y un día no escribas más, porque escribir es una practica melancólica. 

0 observaciones :

Publicar un comentario

muchas gracias.