20.5.15

esto no está sucediendo

Descubriste que no había nada que cambiar y ahí empezó a volverse todo más abrumador, porque lo que quedaba a continuación del sentimiento de frustración por no ser tal o cual cosa era poder vivir el resto de tu vida con la idea de que no había nada roto en vos. Eso, que del lado de la tristeza era angustiante pero familiar, del lado del bienestar te ponía a trabajar en vos mismo. No te voy a decir que hacer ni que sentir, pero te sugiero que estés atento porque es como cuando dormís, no es el mundo que desaparece, sos vos que cerras los ojos.

0 observaciones :

Publicar un comentario

muchas gracias.