14.12.13

En la vida hay que tener paciencia pero es la vida la que se termina, no la paciencia.

El arte nunca dejo de imitar a la naturaleza, ese pensamiento desestima a las personas como parte del mundo. El arte significa y representa al ser humano, manifiesta su inmanencia. Una figura escultórica dimensionada de un rostro no es más que una naturaleza muerta con persona. Por eso vamos a una sala de exhibición a encontrarnos, a ver personas. Porque el arte continua duplicando la realidad, solo que ahora lo que imita –reproduce- es el psiquismo. Ahora no concurrimos a fin de evaluar la aptitud mimética de la representación, vamos para observar como la vida sucede en la tensión entre la certeza de la muerte y la pregunta sobre la vida. Nos valemos de la mimesis para poner en escena donde está corrupto el ideal, para revelar la falla. Aprendemos de la frustración a ser mejores personas y transitamos el camino que sabemos conduce a la muerte, pero que hasta entonces está lleno de vida. 


0 observaciones :

Publicar un comentario

muchas gracias.