2.8.12

Mi recuerdo es un cover de lo que paso.


Si mi memoria fuera absoluta, si cada uno de los sucesos en mi vida permanecieran hoy aquí en mi recuerdo: ¿cuál sería mi capacidad de abstracción? Cuando alguien señalara un perro, en mi memoria se sucederían cada uno de los perros que vi en mi vida: los que me mordieron, los que acaricie. Sería incapaz –por ejemplo- de imaginar un perro, de conjeturar su color, el ruido de sus patas sobre un piso de madera, etc. Para eso los recuerdos son imperfectos, para completarlos, mentirlos u olvidarlos. Y las canciones también. ¿Y qué cosa son las canciones? Percutores, links a donde uno quiere que sean. Un recuerdo olvidado entre melodías. Un cover seria el relato de ese recuerdo: algo familiar, reconocido, que vuelve de otra manera. Una evocación que llama a alguna otra cosa protegida en la memoria. Por ejemplo, de Yesterday se grabaron más de 3000 versiones en 45 años. Todas distintas pero no por quien las interpreta, sino por quien las escucha. Entonces nos olvidamos de todo, recordamos lo que necesitamos para seguir adelante y de no ser así, seriamos un álbum de fotografías actuando en conjunto. Un flipbook animando la historia de nuestras vidas.
Intuyo que Pablo Jacobo quiere que se escuche sus covers de Redonditos de ricota como un ejercicio voluptuoso de la amnesia. Escuchar para dejar ir y volver a descubrir. Para dejarlas ir y rencontrarlas de otro modo cumpliendo la ilusión que el amante anhela: vivir enamorado. Que la poesía haga rock entre visuales coros de voz, valles de acordes y guitarras como tornados que pasan de largo y se transforman en escenarios de otra cosa. Escuchar y escuchar hasta desconocer las canciones y que parezcan inventadas y se sientan distintas y otras pero solo para volver a disfrutarlas. Pablo no escucha: ausculta. Por eso sus versiones son suyas y ya no de quien pertenecían. Y nosotros también somos suyos mientras escuchamos porque tensa nuestra memoria como una cuerda para pulsarnos allí justo en algún espacio entre la memoria y el momento presente.

3 observaciones :

Caro dijo...

Es verdad, la memoria aumenta el detalle más mínimo y lo magnifica como un caleidoscopio o borra lo que nos duele, o lo disfraza
esa canción que nos desgarra escuchar, imagen de un momento que nos pareció eterno, que ahora no esta, esa misma canción quizá con el paso del tiempo, tenga otro sabor o ninguno.
La memoria caprichosa, selectiva, cambiante, frágil...

David Nahon dijo...

el tiempo es la idea mas poderosa que tuvo el universo.

Caro dijo...

cierto david... existiría el tiempo sin nadie que lo contemple, padezca, aproveche, disfrute o ignore?
si dejara de soñarte?

Publicar un comentario

muchas gracias.