22.3.12

la euforia es igual a cuando se nubla y sabes que va a llover mas tarde.

No fui a tantas fiestas y por un momento pareció que sí. La euforia es igual a cuando se nubla y sabes que va a llover más tarde. De todas maneras ¿porque querría ir a tantas fiestas si me estresa la mirada de los demás? La busco, sí. Pero cuando la encuentro me pesa. Y cuando supero esa etapa me decepciono. Las personas me decepcionan, porque resulta que son nada más que personas. A pesar de esto, necesito mucho a las personas. Soy estructuralmente prometedor pero a medias de contenido, como un cuenco por la mitad de lleno. Es por eso que los demás me ingresan muchas cosas que no veo, que no entiendo, que no escucho. O que no me animo a vivir o no me interesan demasiado, como las fiestas. Cuando me miro el pupo integro el paisaje de los demás, cuando escucho y miro al frente voy bien y destaco en el decorado.

2 observaciones :

leticia dijo...

yo también
necesito a las personas
administrar el encariñamiento
conocerlas en situaciones
difíciles
saber cómo son atrás de todo
para recién entonces,
entusiasmarme con ellas.

David Nahon dijo...

administrar es la clave de la supervivencia, en cualquier orden. saludos leticia.

Publicar un comentario

muchas gracias.