7.9.11

reunión del martes 6 de setiembre

Nosotros acá, hoy, somos un conjunto de personas que sentimos afección por pintar, dibujar etc.
No amor, porque  el amor es otra cosa y no tiene nada que ver con el conjunto de ideas que llamamos arte. La pasión y el erotismo tampoco, por lo cual no creo que ninguno de nosotros sienta "pasión" por el arte, sino mejor un deseo de encontrarse en la situación de pintar, dibujar etc. o comprar un libro de pintura.
Como sabemos, o como el psicoanálisis se encargó de hacernos ver, el amor y el erotismo no se encuentran en el mismo lugar, o son difíciles de acertar en un mismo objeto. Pero si sentimos afectación, deseo, curiosidad, 
y son estas cuestiones las que a veces nos enojan cuando nos frustran.
Es bueno saber que el enojo aparece por necesidades frustradas porque la frustración es una compañera en estas tareas de enfrentar el espacio vacío, la hoja en blanco o como quieran llamarla. Y así como se sabe que el amor no siempre es algo bueno, las expectativas tampoco. Creo que la expectativa, si se trata de esperanza, de esperar, o de ser pacientes, es una muy buena idea. Y nosotros, que tenemos la intención de producir ideas y volcarlas en algún formato debemos tener paciencia y trabajar mucho. Sin dudas. Una buena estrategia para no perderse en esta corriente de sentimientos y ejercicios es encontrar los propios mapas, no cartográficos sino mentales, mapas que operan sobre el terreno metaforizando los puntos cardinales, mapas que no solo nombran y establecen límites sino que dan un sentido a lo que señalan. Y uno de los posibles infinitos mapas pueden ser las referencias, todo aquello que actúa en nuestra memoria, o en nuestra cotidianeidad estableciendo a veces señales de hacia dónde queremos ir o hacia donde no.
Finalmente quiero expresar que un mapa también puede ser algo para dejar de lado en algún momento y perderse. Perder el camino. Es atractivo pensar esta suerte de accidente provocado como una acción directa que, controlada, puede generar mucha fuerza –en la desesperación, a veces, el ser humano consigue su mayor rendimiento.

Provocar un accidente para luego controlar el resultado es una buenísima idea generadora de pensamiento. 

0 observaciones :

Publicar un comentario

muchas gracias.