2.3.11

No soy un niño.

Tengo la mirada dispersa, los valores confundidos, la emoción inestable, la economía sin resolver, la relación familiar tensa,  mi vínculo con el otro complicada, me vivo en el amor, mis mayores placeres son los inmediatos, mi mayor temor es al abandono, soy rencoroso y a veces vengativo, te amo si me haces bien te odio si me haces mal, soy inconstante, indisciplinado, insatisfecho, pendenciero, me falta voluntad y me sobran inquietudes, transgredir me resulta heroico y los limites me producen rechazo, tengo abundante cabello, la piel suave y mi lengua todavía raspa, pero no soy un niño.

13 observaciones :

onecha dijo...

me siento rpresentada.

Sebastián Leonangeli dijo...

Todos somos niños David, a no confundirse.

cadadiafaltaemnos.blogspot.com dijo...

indisciplinado, habla bien de vos

cadadiafaltamenos@hotmail.com dijo...

indisciplinado, habla bien de vos

Caro dijo...

creo que david habla de que ya no es inocente...

David Nahon dijo...

sebastian, ya no somos niños!
saludos

David Nahon dijo...

hola cadadia,
creo que en un mundo ideal, seria disciplinado.
saludos!

David Nahon dijo...

hola caro,
quizas, si.
si no soy inocente, soy culpable?
jaja
saludos!

David Nahon dijo...

onecha,
es una manifiesto de la jueventud adulta 2000 verdad?
saludos

Sabrina Monzani dijo...

Ahhh, lo bello de ser niño! y en que nos convertimos???
Me gusta tu blog David. Un abrazo.
Sabrina

madison dijo...

david, con esa pregunta me hiciste acordar a este antipoema de nicanor parra (1969):

YO PECADOR

Yo galán imperfecto
Yo danzarín al borde del abismo,

Yo sacristán obsceno
Niño prodigio de los basurales,

Yo sobrino - yo nieto
Yo confabulador de siete suelas,

Yo señor de las moscas
Yo descuartizador de golondrinas,

Yo jugador de fútbol
Yo nadador del Estero las Toscas,

Yo violador de tumbas
Yo satanás enfermo de paperas,

Yo conscripto remiso
Yo ciudadano con derecho a voto,

Yo ovejero del diablo
Yo boxeador vencido por mi sombra,

Yo bebedor insigne
Yo sacerdote de la buena mesa,

Yo campeón de cueca
Yo campeón absoluto de tango
De guaracha, de rumba, de vals,

Yo pastor protestante
Yo camarón, yo padre de familia,

Yo pequeño burgués
Yo profesor de ciencias ocultas,

Yo comunista, yo conservador
Yo recopilador de santos viejos,

(Yo turista de lujo)

Yo ladrón de gallinas
Yo danzarín inmóvil en el aire,

Yo verdugo sin máscara
Yo semidiós egipcio con cabeza de pájaro,

Yo de pie en una roca de cartón:
Háganse las tinieblas

Hágase el caos,
háganse las nubes,
Yo delincuente nato
Sorprendido infraganti

Robando flores a la luz de la luna
Pido perdón a diestra y siniestra
Pero no me declaro culpable.

Anónimo dijo...

si alguna vez creci,
no me di cuenta

aun quiero volver con mi madre cuando tengo un dia denso...
salvo que ahora soy yo la que prepara el mate,
y me prendo un cigarrillo.
sin decirle nada, ella esta junto a la niña que aun no crece.
ella lo sabe
y yo tb.
V.B.

David Nahon dijo...

gracias sabrina.!

madison que bien ese poema de parra.

hola anonima V.B. crecer quizas sea menos terrible de lo que fantaseamos. vale la pena intentarlo!

Publicar un comentario

muchas gracias.