22.1.11

Demasiada esperanza en la arquitectura

No tiene importancia, en serio no tiene importancia. Crecieron un montón las flores y los arboles: es primavera. No hay valor del dolor de otro en ninguno de nosotros. Te duele a vos, fijate que podes hacer con eso. No es egoísmo, pero estamos solos. A mí también me duele, pero no digo nada en voz alta para ver si el olvido es un ejercicio de la memoria o de la audición.

4 observaciones :

Mariana dijo...

la arquitectura física es la más compleja de todas,
que duermas bien.

Caro dijo...

La palabra tiene el poder de presagio, el nombrar algo, para que suceda; quizá el no nombrar el dolor, es como ir soltándolo. Igual, hay dolores que no se van nunca, cuanto mucho, se te hace callito.

Ale dijo...

muy sano todo. te envidio ( creo que la unica manera que la envidia no contamine o expanda es expresandola, como ahora).
te felicito por tus escritos.

saludos

David Nahon dijo...

gracias. otra manera de que la envidia no contamine es discriminar el afecto, la admiracion, el respeto o maneras mas elegantes de disfrutar del otro. yo lo intento con regular exito, y funciona. saludos!

Publicar un comentario

muchas gracias.