15.12.10

Un cuento de navidad

Los papas de Mariano habían muerto con poco tiempo de diferencia y siendo el apenas un niño. Mariano volvía todos los días afligido de la escuela y la abuela le preguntó porque estaba triste. Mariano le contestó que lo entristecía no tener papas como los demás. La abuela le dijo que él también tenía padres, solo que estaban muertos.

8 observaciones :

tanto amor empalaga dijo...

david!! cuanta verdad en tus textos!
uf, che el sábado pasá por el buen día! (están en buenos aires?)vamos a estar con los libritos.
kiss

Caro dijo...

Triste y cierto, tener que aceptar y entender esto siendo tan niño, es como pedirle que crezca de golpe

paolairurtia.blogspot.com dijo...

es una respuesta más, una realidad más que le devolvió a su mamá y papá! que creación la palabra!

David Nahon dijo...

la palabra es la escultura perfecta!

francisco dijo...

yo conocí una chica, y la primer pregunta que le hice vaya saber el mundo porque, fué si tenía mamá. me dijo que no, y no pudo dormir en toda la noche por no haber respondido eso, que ella también creía.

David Nahon dijo...

las respuestas en gral llegan bastante mas tarde que las preguntas, es una caracteristica lamentable de las ideas.
saludos fransico

Eusebio Obdulio Mirondo dijo...

¿Quien puede ser el moustruo que haga añicos los paraisos de la niñez con el ladrillo de la realidad?... el tiempo es el moustruo que se esconde debajo de la cama de la vida.

David Nahon dijo...

si entendes el tiempo, entendes el sentido de la vida. saludos eusebio.

Publicar un comentario

muchas gracias.