27.5.10

un puñado de hits de dolor

"Sabes que hizo después que él se fue? les daba un juego de llaves a amigos y les pedía que entren a la casa sin avisarle. Quería sentir el ruido de las llaves en la puerta, de alguien entrando. Se quedaba todo el día en la casa, esperando. Y tenía ese momento de gracia, ese ratito donde entraba todo rápido en su imaginación: el llegando, ella recibiéndolo. Sabes lo peor? ella le conocía el ruido y sus amigos no hacían los mismos sonidos que el entrando. Esas cosas pasan."

2 observaciones :

tanto amor empalaga dijo...

esto es terriblemente triste y a la vez hermoso, como el amor a veces, no?
saludos D.

David Nahon dijo...

el amor vale la PENA. saludos

Publicar un comentario

muchas gracias.