3.3.09

Deje de pintar porque estaba hablando en voz tan alta que no podía escucharme. Más tarde perdí el deseo de pintar. Volví a hablar porque la comodidad de la introspección me estaba enmudeciendo. Todavía no pinte nada.

1 observaciones :

bruno cazzola dijo...

no! no me da para hacer cosas tan grossas
si clickeas en los gif podes ver de donde vienen.
son de photobucket
hay cosas muy geniales - el de los niños en trance facil me pase una media hora viendolo.

son cosas del regocijo de la búsqueda neurótica.

Publicar un comentario

muchas gracias.